Diez claves para entender el caso «Beatriz»

  • PDF

20130607-diez-claves-para-entender-el-caso-beatrizEl caso de la joven salvadoreña enferma de lupus y que esperaba un niño anencefálico (sin cerebro) ha disparado las alarmas de las asociaciones Provida que no han dudado en denunciar «la manipulación» de este caso por parte los grupos abortistas para «alentar la cultura de la muerte».

Un documento de la asociación Hazteoir.org desmonta uno a uno «las falsificaciones» que han ido surgiendo alrededor del conocido como «caso Beatriz» y expone «los hechos reales que rodean esta triste historia».

1. ¿Quién es Beatriz?

Una madre salvadoreña enferma de la que poco más se supo. Nadie, excepto los médicos, la vieron. El lobby abortista la mantuvo aislada de los medios de comunicación independientes. Beatriz es un seudónimo, no su verdadero nombre. Quienes la mantuvieron aislada pusieron en circulación un video en el que no se veía su rostro, ni se aportaba ningún dato que permitiera considerar que la persona que hablaba oculta era quien decía ser.

2. ¿Qué enfermedad tiene Beatriz?

Según los informes médicos recogidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Beatriz padecía un lupus eritematoso agravado con nefritis lúpica.

3. ¿En qué consiste el lupus?

El lupus es una enfermedad que concierne al tejido conjuntivo y que puede manifestarse de dos maneras:

1. Lupus eritematoso discoide (LED): el que afecta solo a la capa cutánea.

2. Lupus eritematoso sistémico (LES): el que afecta a múltiples órganos. Habitualmente mejora durante el embarazo, al igual que la mayoría de enfermedades autoinmunes. Suele tratarse con corticoides.

4. ¿Corrió peligro la vida de Beatriz?

Si padecía un LED no, ya que la afectación de esta enfermedad es sólo cutánea. Si padecía un LES podría tener más problemas, como el de la insuficiencia renal, que puede y debe ser tratada durante el embarazo. Según el informe del Instituto de Medicina Legal de El Salvador, Beatriz no padecía insuficiencia renal.

5. ¿Qué malformación padecía su hijo?

El hijo que Beatriz llevaba en su vientre padecía una malformación llamada anencefalia. La anencefalia es una enfermedad de origen multifactorial, que se ha relacionado entre otras causas con un déficit de vitaminas del grupo B (ácido fólico especialmente), lo que produciría en la semana 6 de embarazo una alteración en el cierre del tubo neural. La enfermedad de Beatriz, el lupus, y la de su hijo, la anencefalia, son dos hechos independientes. El hecho de que el bebé de Beatriz padeciera anencefalia no aumentaba en absoluto el riesgo de empeoramiento de la enfermedad de su madre. Aunque la esperanza de vida de los bebés anencefálicos suele ser muy corta, se ha dado algún caso de bebé anencefálico que ha vivido durante meses (Marcela de Jesús Galante Ferrerira).

6. ¿La anencefalia supone algún riesgo para la madre?

No, en absoluto. La anencefalia no supone riesgo alguno para su madre.

7. Desde el punto de vista médico, ¿cómo debería tratarse este caso?

Como se hizo finalmente. Se puede inducir el parto cuando el estado de salud de la madre lo hace necesario, porque su salud empeore y corra peligro su vida. Con la edad que tenía el bebé de Beatriz (más de 24 semanas) la inducción del parto se podía llevar a cabo en cualquier hospital con unidad de cuidados intensivos neonatales, y el niño podría nacer de forma prematura, como así sucedió finalmente. El parto prematuro en el caso de Beatriz no presentaba ningún riesgo para la madre y se practica en hospitales de todo el mundo.

8. Si en este caso existía una alternativa al aborto, ¿por qué los abortistas la ocultaron?

Los abortistas que rodeaban a Beatriz ocultaron la posibilidad de que se le indujera el parto en el caso de que su vida corriera peligro. De esta forma quisieron forzar a la opinión pública a considerar el aborto como la única salida, de modo que se asimilara la idea de aborto a la idea de solución humanitaria.

9. ¿Cómo querían abortar al bebé de Beatriz?

Dado su tiempo de gestación, el aborto se podría haber provocado por los siguientes procedimientos:

1. Matando al feto dentro del útero con una inyección que le paralizaría el corazón, o envenenándolo con una con una solución salina hiperconcentrada. Después se induciría el parto de un feto ya muerto.

2. Descuartizando al feto dentro del útero y extrayendo las partes de su cuerpo a través de la vagina de la madre. El aborto supone un riesgo real para la madre, ya que pueden existir perforaciones de útero, hemorragias, infecciones, etc., que pondrían en riesgo su vida.

10. ¿En qué casos hay que abortar al bebé para salvar la vida de una madre?

Los avances científicos, médicos y tecnológicos de que gozamos en el siglo XXI permiten tratar todas las enfermedades de la mujer durante el embarazo. No existe ninguna enfermedad materna que obligue a practicar un aborto. La Declaración de Dublín, del International Symposium on Maternal Health, advierte de que "el aborto no es médicamente necesario para salvar la vida de una mujer". Nunca la Medicina ha estado tan avanzada como en la actualidad, lo que permite ofrecer consejo preconcepcional y así encontrar el mejor momento para buscar un embarazo, así como cuidados adecuados a las mujeres que padezcan una enfermedad y se planteen ser madres. Por ello, ante una situación de enfermedad materna y embarazo resulta fundamental buscar un centro especializado, que cuente con un equipo multidisciplinar acostumbrado al manejo de las mismas. El aborto provocado nunca es la solución.

Diputación 8, Planta 6ª- Dpto 10 | 48008 BILBAO    provida@providavizcaya.com   |   Teléfono: 94 479 38 76 - 685 516 935
You are here