Feministas por la Vida: «El aborto refleja cómo le hemos fallado a la mujer»

  • PDF

feministas-por-la-vida-el-aborto-refleja-como-le-hemos-fallado-a-la-mujer-20150213 En una entrevista que publica el portal digital PortaLuz.org  Serrin Foster, presidenta de Feminists For Life (FFL),

volvió a evidenciar la mentira que define a quienes, disfrazándose de defensores de la mujer y sus derechos, pervierten esta causa promoviendo el aborto u otras prácticas para eliminar la vida que la mujer puede albergar en su seno: «Los principios básicos del feminismo son la justicia para todos y la oposición a la violencia y la discriminación. El aborto va en contra de los tres».

«Creemos que la sociedad debe reconocer el valor inherente y la dignidad de cada mujer y niña. Nos oponemos a todas las formas de violencia, entre ellas, el aborto, el infanticidio, el maltrato de niños, la violencia doméstica, la pena de muerte y la eutanasia, puesto que son inconsistentes con los principios fundamentales feministas de justicia y el rechazo de la violencia y la discriminación. Abogamos por la prevención de la violencia física y emocional en contra de cualquier ser humano, tanto como la explotación sexual, sobre todo de la mujer y los niños», afirma Foster.

«El aborto refleja cómo le hemos fallado a la mujer, y cómo la mujer se ha conformado con menos. Insistimos en que el mundo debe ofrecerle a la mujer acceso a todas las opciones no violentas, lo cual no es una perspectiva anti mujer, ni mucho menos. Piense en cómo pudiera ser el mundo si las cosas fueran así, en el sitio de trabajo, en las escuelas, etcétera. Fomentamos el establecimiento de políticas que se concentran en la mujer y que apoyan a los padres… Tenemos que acercarnos al problema con un enfoque integral. Exigimos que la sociedad apoye la capacidad singular de la mujer de dar vida, para que ninguna mujer piense que no tiene otra alternativa más que el aborto».

Foster, nativa de Washington, describe los postulados de su organización, que define el feminismo como «una filosofía que abarca los derechos básicos de todos los seres humanos sin excepción, sin distinción de raza, religión, sexo, tamaño, edad, ubicación, incapacidad o filiación. Porque el feminismo rechaza el uso de la fuerza para dominar, controlar o destruir a cualquiera».  

Así, las feministas de FFL defienden lo que la “madre del feminismo provida británico”, Mary Wollstonecraft (27 de abril de 1759-10 de septiembre de 1797)provida y profamilia, declaró en su obra Vindicación de los derechos de la mujer (1792), cuando condenaba a quienes «ya sea destruyen el embrión en el útero o lo rechazan al nacer», diciendo: «La naturaleza en todo merece respeto, y aquellos que violan sus leyes rara vez podrán hacerlo con impunidad». Wollstonecraft daba a luz así a una novedosa propuesta para vitalizar el carácter sagrado del matrimonio y las relaciones entre los sexos: el feminismo.  Tras 200 años de luchas, reflexiones, triunfos y fracasos hasta llegar hoy, existen organizaciones como Comment on Reproductive Ethics (CORE) o Feminists For Life (FFL), cuya misión e identidad señala que ni mucho menos el feminismo es apoyo al aborto.

«La mujer no es ignorante. Sabemos que es un bebé que está creciendo, al igual como nosotras crecimos en el vientre de mamá. No creo en la discriminación por el tamaño, la edad o la localización (...) Siguiendo esa lógica, ¡la mayor parte de las mujeres tendrían menos derechos que los hombres! Durante años los defensores del aborto han obligado a las mujeres a enfrentarse contra sus hijos aún sin nacer, deshumanizando al niño en crecimiento con frases engañosas como "masa de células" o "producto de concepción"», afirma la presidenta de Feminist for Life.

«Feto es una palabra del latín que significa "niño pequeño" o "joven". Pero hoy en día, feto se ha vuelto un término clínico y deshumanizado que significa niño aún sin nacer. Imagínese si alguien tratara de negar la atención médica a las grávidas. Una vez que uno se diera cuenta de que esa palabra en latín significa mujeres embarazadas, el desconcierto se convertiría rápidamente en ira», reprocha la activista feminista y provida. 

«El aborto es un segundo acto de violencia contra la mujer violada» 

Preguntada en concreto por esos casos límites tan sujetos a manipulación por parte de los abortistas, como son lo de violación, la negativa a aceptar el aborto en este supuesto la expresa con lo que ella haría en este caso: «amaría incondicionalmente a mi hija y al bebé. Obraría con todo mi poder para llevar al perpetuador a la corte para que lo sentencien a la máxima pena de la ley. Con todo nuestro deseo de salvar a la que sufre, es normal querer borrar de su memoria el dolor de la violación. Desafortunadamente la dura verdad es que, aunque queramos hacerlo, no podemos. El aborto no borra una memoria. Piensa en esto... ¿Qué podría borrar de la memoria lo ocurrido el 11 de Septiembre de 2001? El aborto es un segundo acto de violencia contra la mujer violada», subraya la presidenta de Feminist for Life.

En este sentido, recuerda lo ocurrido en una de sus charlas: «una estudiante de Medicina en Vanderbilt les dijo a otras alumnas que su aborto “fue peor que la violación". Ambas víctimas -la mujer y el bebé- merecen nuestro apoyo sin condiciones. Conocí a una alumna en una universidad del medio oeste del país (USA) que fue violada por su primo de tercer grado; ella quedó embarazada y dijo que nunca devolvería esa violación perpetuada contra ella a la criatura en su vientre. ¡Esta es la fortaleza de una mujer!... Tú vales, no importa quienes sean tus padres, no importa las circunstancias en el momento de tu concepción. ¿Podrías mirar a alguien que fue concebido de forma violenta y decirle que no debió haber nacido? Es de la época medieval el valorizar una bebé por las acciones de su padre. Esa manera de pensar es patriarcal y antifeminista, y debería desaparecer».

«Debemos apoyar seriamente a las víctimas de violación que resultan embarazadas -insiste-. ¿Sabían que en muchos estados del país (USA) el perpetuador (violador) aún tiene derechos paternales, y, si es aún convicto, puede demandar visitas desde la cárcel? ¿Sabían que si la víctima del abuso es pobre y no puede probar la paternidad del padre, ella va a tener problemas al exigir beneficios del sistema público? Debemos preguntar a mujeres que concibieron a través de una violación cómo poder ayudarlas en su largo embarazo, y ayudar a sus bebés también en el crecimiento. El abortar después de una violación es una rabia mal dirigida. Porque esto no castiga al perpetuador del crimen».

«No es una elección entre el aborto legal o ilegal. Las mujeres necesitan elegir sin violencia, sean madres casadas o solteras. Y la opción de adoptar apoya lo que las mujeres desean, necesitan y se merecen. ¡No permitan que las distraigan los falsos pretextos que les den sobre lo que es importante! Esté enfocada. No permitan que les impongan razones para forzarle a abortar…», reclama Foster. «Apoyamos las opciones no violentas: ser madre soltera o padre soltero, que los abuelos críen al niño, casarse o varias opciones de adopción, junto con recursos y apoyo prácticos. Una sociedad que promueve al aborto como "una necesidad" o "un mal necesario" subestima a la mujer, así como la violencia que conlleva el aborto, y descarta lo que realmente quiere la mujer». añade.

«Porque somos promujer y provida, rechazamos elegir entre mujeres y los bebés» 

Otro supuesto igualmente evidenciado como coladero y fácilmente manipulable en favor del aborto, el de riesgo para la salud materna, ocupa las reflexiones de Foster: "Porque somos promujer y provida rechazamos elegir entre mujeres y los bebés. Algunos doctores recomiendan abortar, porque ellos se cierran a otras alternativas. Incluso los presionan con juicios por mala práctica. Nosotras creemos que los médicos y todo personal médico deben cuidar de ambos pacientes y hacer todo lo que se pueda por salvar ambas vidas. Eso es lo que hacían antes de que la decisión “Roe” se hiciera ley. Sin embargo, los adelantos médicos continúan salvando vidas. Raras son las situaciones cuando la vida de la madre está en riesgo. Nunca es médicamente necesario matar al bebé para salvar a la madre. Los abortos en etapa avanzada nunca han sido necesarios, ¡solo los pro aborto quieren hacerlo!», enfatiza. 

De otra causal, la del abandono que sufre la mujer embarazada, se ocupa Foster con estas palabras: "A menudo una falta de apoyo hace que las mujeres se sientan obligadas al aborto. Nosotras, las Feminists For Life, estamos decididas a apoyar y fortalecer a las mujeres en lugar de abandonarlas". Una mujer embarazada tiene que saber que hay gente, aún desconocidas por ella, que van a cuidarla; aunque la gente en quien confía más le haya faltado. Ella necesita conocer la información sobre las leyes del sostenimiento de los niños, que prohíben la coacción por parte del padre (del niño), sea por la fuerza física o por amenazas de negar el sostenimiento del niño. Las universidades y empresas también deberían apoyar las opciones para criar a los hijos, ya sea como madre soltera o casada, al igual que las opciones de adopción… para que las mujeres no sean forzadas a elegir entre sacrificar sus estudios o sus carreras y sacrificar a sus hijos».

Y no hurta tampoco el tema del aborto eugenésico: «Las personas con capacidades diferentes o enfermedades ahora son desvaloradas como las mujeres lo fueron antes. Si una efectiva o posible situación fuera una razón para devaluar los niños antes de nacer, ¿Que mensaje tan cruel enviaría esto a las personas con capacidades diferentes que ya han nacido o a los enfermos? ¿Cuántos artistas, músicos, escritores con capacidades diferentes o enfermos han enriquecido al mundo? ¿Qué sería de nuestro mundo sin la contribución del artista Van Gogh, el compositor Beethoven, o la escritora Sylvia Plath?», recuerda Foster.

«Insinuar que los hijos de mujeres pobres no son bienvenidos es degradarlas»

En este sentido, observa también que «eliminar los hijos de las madres pobres no elimina la pobreza. Esperar o insinuar que sus hijos no son bienvenidos degrada a las mujeres pobres. Creemos que las mujeres pobres merecen el mismo apoyo y las mismas alternativas para afirmar la vida, como las mujeres ricas. Una mujer embarazada tiene que saber que hay Centros de Maternidad nombrados como "Alternativas Al Aborto" ("Abortion Alternatives"), en la sección de las páginas amarillas, que proveen asistencia, coordinando la asistencia pública y privada. Un aborto no va a conseguir un mejor trabajo para ella, ni rescatarla de una mala (es decir abusiva) situación».

A ello une las falsedades de las teorías de la superpoblación. «El genocidio no es la respuesta a los problemas de alta población. Las mujeres tienen abortos por causa de las necesidades no satisfechas - no a causa de las preocupaciones de la población. Sus hijos no son sus enemigos, ni los nuestros».

En definitiva, «tenemos que dedicarnos a la eliminación sistemática de los motivos que empujan a las mujeres a buscar los abortosNos oponemos al aborto en todos los casos porque la violencia es una violación de los principios fundamentales del feminismo. La adopción es una manera de afirmar la postura de las primeras feministas sobre la maternidad voluntaria. Si una mujer opta por no criar a su hijo, hay una variedad de opciones para la adopción que ella puede investigar».

Y recuerda las palabras de Patricia Heaton, doble ganadora del Premio Emmy" y Presidenta Honoraria de Feminists For Life: «Las mujeres que están pasando por un embarazo inesperado también merecen la alegría inesperada. El feminismo exige la justicia para todos, especialmente los más vulnerables. Las mujeres somos capaces de superar lo imprevisto y de elegir las opciones no violentas. Necesitamos apoyar sus elecciones que afirman la vida, incluyendo las opciones de adopción o de ser madre soltera o casada».

 

Diputación 8, Planta 6ª- Dpto 10 | 48008 BILBAO    provida@providavizcaya.com   |   Teléfono: 94 479 38 76 - 685 516 935
You are here