Derecho a Vivir derrocha entusiasmo de compromiso inquebrantable en la Marcha por la Vida Roma 2015

  • PDF

derecho-a-vivir-derrocha-entusiasmo-compromiso-inquebrantable-en-marcha-por-la-vida-roma-20150515Un año más, una nutrida y entusiasta delegación de Derecho a Vivir, encabezada por nuestra delegada en Alicante, Esther Antolí, junto a nuestros compañeros de CitizenGO,

liderados por su coordinador de campañas en Italia, Matteo Cattaneo, ofrecimos testimonio de nuestro compromiso inquebrantable con la defensa de la vida humana en la Marcia Nazionale per la Vitta (Marcha Nacional por la Vida) italiana,

celebrada por quinto año consecutivo en Roma, el pasado  domingo 10 de mayo, junto a providas de todo el mundo, en nuestra batalla por erradicar el aborto y la eutanasia.  

«Comenzamos a marchar a las 14:00 horas bajo un sol de Justicia, marchando sin perder un ápice de entusiasmo por las principales vías de la Ciudad Eterna hasta las 16:00 horas, cuando que finalizó  la Marcha», nos cuenta Esther Antolí, recién llegada de Roma, que nos brinda además estas imágenes, en las que vemos también la alegría de los más pequeños subidos al 'Tren de la Vida".

«Junto a la delegación de CitizenGO, evidenciamos que libramos una batalla que rompe fronteras y moviliza por la mejor de las causas a ciudadanos de todo el mundo», añade la delegada de DAV Alicante.

«Desde Derecho a Vivir ofrecimos con nuestra participación, un año más, testimonio de unidad y de entusiasta lucha incansable por de defensa del derecho a la vida humana de los más inocentes e indefensos, frente a la lacra del aborto y la cada vez más creciente amenaza de la eutanasia», valora la delegada de DAV Alicante.

«Agradecemos especialmente la compañía y el apoyo que en todo momento nos ofreció el Cardenal Raymond Burke, en medio de la persecución que padece por su testimonio público en defensa del primer derecho humano», destaca Esther.

«Junto a nuestros amigos de Ginecólogos por la Vida de Italia, nos unimos al clamor de los propios profesionales sanitarios, que quieren mantenerse firmes en su servicio a la vida humana, rechazando la traición a esta profunda vocación que entraña el servir al negocio sin escrúpulos del aborto», añade nuestra portavoz alicantina.

«Agradecemos lo mucho que hemos compartido y vivido en esta Marcha con el gran pueblo provida de Italia, el movimiento Verbun Dei, los compañeros de la Universidad Pontificia de Roma y de tantos y tantos movimientos italianos y llegados de todo el mundo: escoceses, norteamericanos, irlandeses, franceses, australianos, neozelandeses, rumanos, jóvenes provida de toda España y un larguísimo etcétera: el año que viene nos volvemos a ver con un gran "Sí a la Vida"», nos emplaza Esther.

Testimonios

Entre los miles de participantes en la Marcha se encontraba Mary Rathke, una prueba viviente de que aquellos que fueron concebidos por violación merecen la vida y no el aborto. Mary fue concebida a causa de una violación que sufrió su madre cuando regresaba a su casa desde el trabajo en Michigan (Estados Unidos). Fue adoptada a los cinco años, cuando su madre, que sufre de esquizofrenia, no pudo continuar con su cuidando, Mary se convirtió a la fe recientemente y ahora es una defensora de los inocentes. Supo cómo fue concebida hace apenas tres años, cuando falleció el esposo de su madre y ésta se lo contó. En respuesta a este impactante descubrimiento, la valiente joven tomó la decisión de viajar por el mundo defendiendo a los bebés concebidos por violación de las leyes que permiten que sean abortados al considerarlos una "excepción".

«Muchas personas utilizan el motivo de violación para aceptar abortos. Dicen que es el hijo del violador, el hijo de un monstruo y que nadie lo querría. Yo no soy la hija de un monstruo. No soy la hija del violador. ¡Yo soy hija de mi madre, hija del Altísimo y hecha a Su imagen!", señalaba a ACI Prensa.

 Mary afirma que participó de la marcha para «representar a todas las mujeres que sufren en silencio porque fueron violadas». «Cuando ven mi signo y escuchan mi historia, ellas se acercan para agradecérmelo y dicen que ya no van a sentirse avergonzadas nunca más, que también han sido creadas a imagen de Dios».

Como hija concebida por violación, el consejo de Mary a las mujeres que han quedado embarazadas así es que el aborto no va a curar el dolor de esta terrible experiencia. «Un aborto no hará que los recuerdos de la violación desaparezcan. Un aborto sólo acabará con la vida de tu bebé, quien es una víctima al igual que tú. ¡Dale a ese bebé la vida! ¡Nosotros también merecemos vivir!».

Casada y con cuatro hijos, Mary  es actualmente vicepresidenta del centro de cuidados prenatales Beacon of Hope (Luz de Esperanza) y presidenta de HELPeople Inc, proyecto que ayuda a organizaciones caritativas a encontrar financiación. 

Video of Marcia per la Vita 2015: 40mila persone e tanti giovani per dire no all'aborto!

Otras dos mujeres que se habían sometido a un aborto dieron su testimonio en la Marcha. «Ahora entienden lo importante que es portar este mensaje para también ayudar a otras jóvenes», señalaba la portavoz de la Marcha por la Vida, Virginia Nunziante, a ACI Prensa.

Nunziante explicó que el enfoque de la marcha se centra en la defensa del no nacido -más de 6 millones de bebés italianos han sido eliminados por el aborto, desde su legalización en 1978y también como contundente testimonio contra la eutanasia, ya que en Italia se está tratando de avanzar en la legislación liberalizadora sobre esta inhumana práctica, raíz de la batalla legal iniciada cuando en 2009 el padre de Eluana Englaro, una mujer italiana que estuvo en persistente estado de coma 17 años, logró que le retiraran la sonda que la alimentaba e hidrataba.

Nunziante explicó que la Marcha por la Vida es un evento importante no solo para los italianos sino también a nivel internacional ya que "la Santa Sede es vista como una voz importante en todo el mundo” y "el Papa es visto como tal. Y esta es la razón por la que todos vienen a Roma". Por lo tanto “debemos dar un mensaje a nivel mundial y desde Roma la palabra se vuelve cada vez más universal".

Diputación 8, Planta 6ª- Dpto 10 | 48008 BILBAO    provida@providavizcaya.com   |   Teléfono: 94 479 38 76 - 685 516 935
You are here